Diferencia entre budismo e hinduismo

Diferencia entre budismo e hinduismo

Anattā

El budismo y el hinduismo tienen orígenes comunes en la cultura del Ganges, en el norte de la India, durante la “segunda urbanización”, en torno al año 500 a.C.[1] Han compartido creencias paralelas que han coexistido, pero también pronunciadas diferencias[2].

El budismo alcanzó protagonismo en el subcontinente indio al contar con el apoyo de las cortes reales, pero empezó a decaer después de la era Gupta y prácticamente desapareció de la India en el siglo XI de nuestra era, salvo en algunos focos. Ha seguido existiendo fuera de la India y se ha convertido en la principal religión de varios países asiáticos.

Algunas enseñanzas budistas parecen haberse formulado en respuesta a las ideas presentadas en los primeros Upanishads, en algunos casos coincidiendo con ellas y en otros criticándolas o reinterpretándolas[3][4][5].

La influencia de los Upanishads, los primeros textos filosóficos de los hindúes, en el budismo ha sido objeto de debate entre los estudiosos. Mientras que Radhakrishnan, Oldenberg y Neumann estaban convencidos de la influencia de los Upanishads en el canon budista, Eliot y Thomas destacaron los puntos en los que el budismo se oponía a los Upanishads[6].

Similitudes entre el hinduismo y el budismo quizlet

El hinduismo rinde culto a Brahman, la fuerza vital suprema de la que proceden el atman (las almas) y muchos otros dioses, mientras que el budismo rinde culto a las encarnaciones de un dios, los budas. Ambos creen en un ciclo continuo de vida, sufrimiento, muerte y renacimiento, pero para los budistas la meta de la iluminación se llama nirvana, mientras que en el hinduismo se llama moksha.

El hinduismo y el budismo son como gemelos que comparten una gran cantidad de terminología y conceptos, pero cada uno tiene sus propias características distintivas.

Podría decirse que el budismo surgió del hinduismo porque Buda, el fundador del budismo, creció aprendiendo las enseñanzas hindúes antes de convertirse en un monje viajero y obtener la iluminación. Teniendo en cuenta estos antecedentes coincidentes entre el budismo y el hinduismo, es natural que ambos compartan ideas comunes.

Samsara se refiere al ciclo interminable de nacimiento y muerte. Tanto el hinduismo como el budismo ven la vida como un ciclo, lo que significa que los espíritus se reencarnan continuamente en una nueva vida tras el fin de la anterior. Este ciclo sólo puede romperse alcanzando la iluminación.

Las cuatro nobles verdades

El budismo y el hinduismo tienen orígenes comunes en la cultura del Ganges, en el norte de la India, durante la “segunda urbanización”, en torno al año 500 a.C.[1] Han compartido creencias paralelas que han coexistido, pero también pronunciadas diferencias[2].

El budismo alcanzó protagonismo en el subcontinente indio al contar con el apoyo de las cortes reales, pero empezó a decaer después de la era Gupta y prácticamente desapareció de la India en el siglo XI de nuestra era, salvo en algunos focos. Ha seguido existiendo fuera de la India y se ha convertido en la principal religión de varios países asiáticos.

Algunas enseñanzas budistas parecen haberse formulado en respuesta a las ideas presentadas en los primeros Upanishads, en algunos casos coincidiendo con ellas y en otros criticándolas o reinterpretándolas[3][4][5].

La influencia de los Upanishads, los primeros textos filosóficos de los hindúes, en el budismo ha sido objeto de debate entre los estudiosos. Mientras que Radhakrishnan, Oldenberg y Neumann estaban convencidos de la influencia de los Upanishads en el canon budista, Eliot y Thomas destacaron los puntos en los que el budismo se oponía a los Upanishads[6].

El sufrimiento en el hinduismo y el budismo

El hinduismo trata de comprender a Brahma, la existencia, desde el interior del Atman, que a grandes rasgos significa “yo” o “alma”, mientras que el budismo trata de encontrar al Anatman – “no alma” o “no yo”. En el hinduismo, alcanzar la vida más elevada es un proceso de eliminación de las distracciones corporales de la vida, lo que le permite a uno comprender finalmente la naturaleza de Brahma en su interior. En el budismo, uno sigue una vida disciplinada para atravesar y comprender que nada en uno mismo es “yo”, de manera que se disipa la propia ilusión de la existencia. Al hacerlo, uno realiza el Nirvana.

Creencia en Dios La idea de un creador omnisciente, omnipotente y omnipresente es rechazada por los budistas. El propio Buda refutó el argumento teísta de que el universo fue creado por un Dios autoconsciente y personal.

La vida después de la muerte El renacimiento es una de las creencias centrales del budismo. Estamos en un ciclo interminable de nacimiento, muerte y renacimiento, que sólo puede romperse alcanzando el nirvana. Alcanzar el nirvana es la única forma de escapar del sufrimiento de forma permanente.

Ir arriba