Como se respira en yoga

Como se respira en yoga

nadi shodhana

O pruebe la respiración en tres partes comenzando en una posición sentada y cómoda con la columna vertebral erguida (también se puede hacer tumbado). Inhale por la nariz hacia el fondo de los pulmones para que el vientre se expanda. Es útil colocar las manos ligeramente sobre el bajo vientre para sentir cómo se expande. Practicar esta primera parte tres veces o hasta que la respiración sea suave.

Inhale el primer tercio de la respiración hacia el fondo de los pulmones como antes, y luego inhale el segundo tercio hacia la sección media de los pulmones para que la caja torácica se expanda. Practique esto tres veces o hasta que tenga una sensación de facilidad.

Por último, he aquí otro método que quizá hayas probado en alguna de tus clases de yoga: Nadi Shodhana, también llamado respiración de fosas nasales alternas. Calma la mente y alivia el estrés. También ayuda a centrar la mente, favorece los pulmones y las funciones respiratorias y rejuvenece el sistema nervioso.

la ventaja del oxígeno: la sencillez…

La Respiración Yóguica Completa es un pranayama (ejercicio de respiración) profundamente equilibrante que beneficia a vata, pitta y kapha. A veces se le conoce como respiración en tres partes porque trabaja con tres secciones diferentes del torso y compromete naturalmente los tres lóbulos de los pulmones. La Respiración Yóguica Completa revitaliza todo el cuerpo con prana (fuerza vital esencial). En particular, beneficia a los órganos vitales, que pueden quedar fácilmente estancados, constreñidos o cargados de tensión emocional y física cuando experimentamos estrés. La Respiración Yóguica Completa alivia el estrés, refresca la mente y activa el sistema nervioso parasimpático, fomentando un estado general más tranquilo y equilibrado. También ayuda a corregir los patrones de respiración poco saludables. Este pranayama puede realizarse en cualquier momento, pero es especialmente beneficioso cuando se practica intensamente entre cinco y quince minutos cada día, preferiblemente con el estómago vacío. Las primeras horas de la mañana son el momento ideal para practicar la Respiración Yóguica Completa.

La Respiración Yóguica Completa comienza con una inhalación profunda y fluida que llena tres secciones del torso de forma independiente, pero continua. En primer lugar, respiramos en la parte inferior del abdomen. Luego, respiramos en la sección media del torso, expandiendo el diafragma y las costillas a medida que la inhalación continúa. Y, por último, llevamos la respiración hacia la parte superior del pecho y los hombros cuando la inhalación llega a su fin. A esta inhalación lenta y decidida le sigue una exhalación larga, lenta y suave, expulsando el aliento de estas mismas tres secciones del torso en orden inverso, liberando la parte superior del pecho, luego el diafragma y las costillas, y finalmente la parte inferior del abdomen. Una ronda de Respiración Yóguica Completa incluye una inhalación y una exhalación completas.

la cura de la respiración: dev…

En el yoga, los ejercicios de respiración (llamados “pranayamas”, en sánscrito) son un componente importante en el desarrollo de su práctica. Según un antiguo texto, los Yoga Sutras, compilado por el sabio Patanjali en el año 150 a.C., el pranayama es el cuarto de los ocho miembros clásicos del yoga. La práctica del pranayama ayuda a regular y purificar la energía vital (llamada “prana” en sánscrito). En el yoga, se cree que cuando el prana se desequilibra, se es susceptible de sufrir enfermedades en el cuerpo, la mente y el espíritu. Al tomar conciencia de tu cuerpo y practicar conscientemente los ejercicios de control de la respiración, puedes lograr cambios positivos en tu bienestar físico, mental, emocional y espiritual.

La respiración de tres partes – Dirga (o Deerga) Swasam Pranayama (DEER-gah swha-SAHM prah-nah-YAH-mah) – suele ser la primera técnica de respiración que se enseña a los nuevos practicantes de yoga. Las “tres partes” son el abdomen, el diafragma y el pecho. Durante la respiración en tres partes, primero se llenan completamente los pulmones de aire, como si se respirara en el vientre, la caja torácica y la parte superior del pecho. A continuación, se exhala completamente, invirtiendo el flujo.

el libro de la respiración: goo…

Además de sostener la vida, la mente, el cuerpo y la respiración están tan íntimamente conectados que se influyen mutuamente. La forma en que respiramos está influenciada por nuestro estado de ánimo y, a su vez, nuestros pensamientos y nuestra fisiología pueden verse influidos por nuestra respiración. Las prácticas de respiración profunda preconizadas en la formación avanzada de yoga pueden tener un impacto positivo en nuestra fisiología, tanto del cuerpo como de la mente.

Durante miles de años, el yoga y el ayurveda han empleado técnicas de respiración (pranayama) para mantener, equilibrar y restaurar la salud física, mental, emocional y espiritual. Se obtienen varios beneficios fisiológicos, logrados a través del control de la respiración.

El ejercicio respiratorio más sencillo para calmar tanto el sistema nervioso como la mente sobrecargada es una forma de respirar temporizada en la que la exhalación es más larga que la inhalación. Esto reduce el tono del sistema nervioso simpático (respuesta de lucha o huida) mientras activa el sistema nervioso parasimpático (respuesta de descanso, relajación y digestión). Respirar de esta manera durante al menos cinco minutos provocará una diferencia en tu estado de ánimo general. Cualquiera puede hacer este ejercicio sin tener que consultar a un profesor.

Ir arriba